miércoles, 4 de febrero de 2009

Explicación...

Pues quería explicar un poco los motivos por los que no fui a correr este año las 2 Leguas de Leganés, que ya me dolió el no hacerlo.

La noche de antes lo preparé todo y me había tomado el día de descanso, ni siquiera fui a jugar al basket por lo que me pudiera pasar, que últimamente parece que soy como un imán para los golpes y lesiones torpes.

Llamé a mi colega Felix para ver a qué hora quedábamos y comentamos la posibilidad de que nos lloviese. Quedaríamos a las 9:00 para ver si conseguíamos un dorsal de última hora.

El día amanecía lloviendo un poco, pero a mi no me importaban esas gotas, me decía que podía hacer la misma gesta de mis amigos el finde anterior en la media de Getafe, je, je, je…

Pero me llamó mi colega y me decía que no se presentaba que estaba lloviendo mucho y que no se sentía preparado como para ir a correr así. Yo me lo estaba pensando cuando me levanto de la silla y me empieza a doler en la zona de la corva derecha ¿? No lo entiendo, ayer me encontraba perfectamente y el viernes corrí bastante bien y sin ninguna molestia…¿?

A medida que pasaba el día me dolía más, no lo entendía, así que cuando vi que empezaba a nevar, decidí no ir a la carrera.

Me gusta correr y disfruto con ello un montón, el día que no salgo a correr lo paso mal y mi cuerpo lo nota, pero una cosa es salir a disfrutar y pasárselo bien aunque no se consiga una marca buena y otra es a pasarlo mal, pasar frio e incluso alguna lesión importante por forzar más de lo debido. Lo de la corva me preocupaba, más aún cuando no tiene una causa justificada como un tirón, un golpe o un mal apoyo… ¿? Jaime me puedes iluminar con alguna idea??

Pues nada esta es mi explicación, voluntaria, de porque no fui a la carrera y me pasé todo el día viendo nevar y con mis bolsitas de gel congelado en la corva, ains…

Lo raro fue que el lunes también estaba fastidiado y me pase todo el día estirando en el trabajo, me escapaba a estirar en las escaleras a cada ratito que podía y luego en casa, otra vez con el gel congelado. Me dolía tanto que no me podía agachar a atarme los cordones y al sentarme me tenía que apoyar en una sola pierna, no entendía nada de nada…

Lo bueno de este lunes fue que después de 3 años y un mes conseguí que Alvarito, mi hijo, consiguiera dormirse solo en su cama sin tener que estar presentes sus padres, eso si que es un milagro de la naturaleza!! Objetivo conseguido!!

Creo que me sentía tan bien y pude dormir tan tranquilamente y relajado (llevo tres años durmiéndome entre lloros y berrinches a las tantas de la noche, 00:30 y me despierto a las 6:00 para ir a trabajar cuando no me despierto varias veces en la noche para ir a ver que le pasa a Alvaro) que pase toda la noche del tirón y sin desviarme más de tema os explico la razón de este rollo nocturno.

El martes me levante sin ningún dolor en la corva!!!!

Es más, por la tarde bajé a correr 8 Km de tranqui y sin ninguna molestia, es sí por la noche un poquito de hielo por si las moscas y hoy miércoles sin ningún residuo toxico por la zona de la corva, alguna explicación??

Pues eso es todo lo que quería contaros, esta tarde bajaré otra vez a correr y ya os cuento que el próximo reto va a ser la Intercampus, como preparación de la Media de Madrid.

Un saludo

2 comentarios:

Mildolores dijo...

Que todo se solucione de esa forma, de un dia para otro. Quizá la corva fué mas previsora que tú y te invito a no correr un dia en el que hubieses conseguido mas daño que disfrute. Lástima que coincidiese con una cita importante para ti, pero nunca debemos dejar de escuchar a nuestro cuerpo.
A por esa Intercampus!

Jaime N@v dijo...

Buenas Rafa… que faena no haber podido correr esa carrera. Yo, también me quedé con las ganas.

Respecto a ese dolor, posiblemente no estiraras bien en entrenos anteriores o se te cargará la zona, no sé, por ejemplo los saltos que se dan en el baloncesto suele cargar mucho la zona de la rodilla anterior y posterior.

Estira bien cuádriceps, gemelos, sobre todo isquiotibiales… http://jaimemasajistayatleta.blogspot.com/search/label/Estirando

Después de la sesión y en casa una ducha con contraste (1’ frio y 3’ calor) comenzando en los pies hasta la zona dolorida. Repitiendo el ciclo 3 o 4 veces.

De vez en cuando date un Masaje de descarga.

Un abrazo y felices entrenos.